Enviado por Jeff Purtle el Mar, 07/05/2016 - 06:56
Saint Jacome cover

Instrucciones.

El cornetín es sin duda uno de los instrumentos más fáciles de tocar con respecto a la digitación, y uno de los más difíciles con respecto a la embocadura.

Lleva un poco de analogía a la voz humana en su rango, y en la manera en que se lleva a cabo la respiración. Es por eso, que en muchas ocasiones se le ha llamado el tenor de la orquesta.

La manera en que se aprende a tocar es diferente en cómo se aprende a tocar cualquier otro instrumento.

Es necesario primeramente aprender a producir sonidos, segundo, darles pureza y ecuanimidad, y tercero, por medio de los labios y con la ayuda del aire (está de más decir que no se puede tocar sin dientes) para dar estos sonidos suaves y claros, o fuertes y recios, de acuerdo a si la melodía es calmada o apasionada, todo esto a hacerse con facilidad y ligereza.

Para obtener estas cualidades, usted no debe buscar tocar aires ni dificultades que los labios no puedan sostener, porque al hacerlo, lleva el riesgo de arruinarlos completamente o por lo menos, contraerá malos hábitos en el ritmo, emisión de sonido, estilo, etc., todo con dificultad para remediar media vez se haya comenzado bien mal con el instrumento.

Por medio de un estudio concienzudo de las 12 lecciones que comienzan este trabajo y que contiene la manera en que se deben emitir los sonidos, dedos diferentes con tonos sostenidos y bemoles, intervalos diatónicos y cromáticos y digitación sinónima de las notas dichas varían por dúos cortos y bien fáciles en las diferentes notas, tiempos y tonos más usados en música, espero que los labios hayan adquirido la fuerza suficiente para permitir al estudiante continuar sin interrupción la práctica de los sonidos ligados, escalas, solfeos, ejercicios, estudios grandes y dúos a continuación.

El cornetín tiene 3 válvulas, la primera está cerca de la boca y en donde se pone el primer dedo de la mano derecha, la segunda es para el segundo dedo y la última cerca de la campana para el tercer dedo. Se debe tener cuidado para presionar las válvulas hasta abajo, de otra manera el sonido será alterado tremendamente.

La mano izquierda sostiene el instrumento, el dedo pulgar puesto en la primera válvula para que pueda tocar la bomba de afinación; los otros dedos son puestos lo mejor posible, porque ningún instrumento se hace igual, es por eso que no se puede imponer una forma en particular. El codo debe permanecer completamente independientemente al lado izquierdo, el dedo pulgar un poco doblado debajo del tubo que sostiene el tronco y la boquilla, y sirviendo de tal manera que sostiene la presión de los pistones con el resto de los dedos.

La boquilla se pone en los labios tan cerca como sea posible en medio de la boca, algunos la ponen del lado derecho o izquierdo, y no son malos músicos del cornetín por eso; de hecho no sale ninguna duda de cierta debilidad del centro de los labios y algunas veces también por la posición de los dientes que no permiten que la boquilla sea puesta sobre ellos sin sufrir alguna lesión. Déjenos sin embargo, tratar de rendir mejor evitando un estilo tan sin gracia.

Los labios se dividen en la boquilla en dos partes desiguales: Dos tercios para el superior y el resto para el de abajo de acuerdo con todos los maestros y un tercio para el superior y dos para el de abajo de acuerdo con un solo individuo, a quién no nombraré. Ahora, para mi consejo en el asunto, yo creo que depende en cuál de los labios es más grueso; una persona con el labio de abajo grueso posiblemente encuentre más conveniente usar dos tercios del de abajo y un tercio del labio de arriba, mientras que ocurre lo contrario cuando el labio de arriba es el más grueso. Lo que es esencial es tener un tono fino, bien puro y claro, con facilidad de ejecución, con eso nadie tiene nada que decir, no importa dónde se pongan los labios en la boquilla.

Todos pueden expresar su opinión sobre este punto: es un tema de continuar bajo discusión y el problema todavía no se resuelve y con toda probabilidad nunca se resolverá porque depende de la naturaleza. Media vez se haya adaptado una posición es malo cambiarla. El estudio y la práctica remediarán los defectos mientras que un cambio de posición todo tiene que volver a comenzarse. 

El cornetín siendo medido con una caña (Bb es preferible con la opción de cambiarla a una A cuando se canse, aunque sería mejor descansar un minuto y retener Bb), vuelvo a repetir, medida con una caña y siendo sostenida con la mano izquierda como se demuestra arriba, usted procederá a poner la boquilla en los labios con las precauciones ya establecidas y luego articular la letra T de la siguiente manera. Esta articulación muda es uno de los generadores de sonido y constituirá lo que se ha establecido como ‘bueno o malo’, a llamarse “tonguing” (ataque de lengua o picado).

Para poner la boquilla, primero los labios descansan en los dientes y debe extenderse igualmente como que estuviera sonriendo, segundo la lengua, hecha tan delgada como sea posible, se introduce entre los dientes que están abiertos por la acción de sonreír hasta que encuentra los labios puestos convenientemente, tercero se presiona fuerte y ligeramente, (de acuerdo con que si necesita un sonido fuerte o suave) en contra del labio superior, que con la ayuda de los dientes superiores apoya la boquilla, cuarto es rápidamente llevada hacia atrás cuando el aire que usted ha tomado la precaución de respirar con anticipación, escapando por la apertura de la izquierda haciendo la lengua hacia atrás, sale rápido y pega contra lo contenido en el instrumento. Es este golpe o contusión del aire lo que produce el sonido y que es llamado: tongueing. La lengua por lo tanto actúa como una válvula sirviendo para regular el aire. Respiración o inhalación.

 

Sonidos planos y Sons Filés

>>>>                    <<<<<<<>>>>>>>>

Para poder respirar no es necesario remover la boquilla de los labios, por el contrario, debe quedarse allí y la aspiración afectada por la apertura de las dos esquinas de la boca, lo cual operando sin desviar el centro de los labios permiten el paso al volumen del aire necesario (tener mucho cuidado de no sacar el aire por la boquilla). Algunas veces pasa que usted no tiene uso para todo el aire que aspiró; usted no debe permitir que escape dentro del instrumento, sino dejarlo pasar libremente por la nariz y hacer otra aspiración como lo demostré. El aire puro es aquel que da el sonido más claro: observe que aquellos que hacen el instrumento bien caliente, generalmente tienen un mal tono. Para evitar que el instrumento se ponga caliente no sople todo el aire dentro del instrumento, sino que sosteniéndolo un poco hacia atrás usted preservará la frescura del aire que usted sopla y su tono se beneficiará.

En las notas largas o sonidos planos, la lengua no debe parar el sonido al final de la nota como muchos suponen. El aire, que al ataque era fuerte y mantuvo medio abiertos los labios, disminuye la intensidad, y de forma no sensible la apertura de los labios por donde pasa el aire se cierra y como resultado natural cesa el sonido con el aire. La lengua, luego, regresa y es presionada de nuevo en contra de los labios para que al hacerla hacia atrás se produzca un sonido fresco y así hasta que se obtenga cierta articulación de rapidez. Estos son los llamados sonidos planos. (>>>). Siempre y cuando se mantenga el sonido, la lengua permanece como que estuviera suspendida entre dos quijadas y no debería hacer ningún movimiento.

Para Son filés (<<<<>>>>) el ataque es el mismo: talvez un poco más ligero, una articulación como entre la T y D. Solamente el aire dirigido y manejado con la habilidad escapa suavemente aumentando (<<<<<<<) y luego disminuyendo (>>>>>>) hasta que los labios se cierran al dejar de soplar como en los sonidos planos.

“Mis observaciones”: Casi todos los maestros están de acuerdo en decir que usted debe pronunciar una sílaba como Tu, Ta o Ti al mismo tiempo que la letra T: hasta el presente solamente he encontrado uno o dos que han explicado eso que se llama “tonguing” simple o golpe de la lengua no es uno solo: es más la manera en particular que he mostrado para articular la letra T tiene más semejanza a Th que a la letra T; para pronunciar la T la lengua se presiona en contra del cielo de la boca y para el uso que queremos hacer de ella, debe tocar los bordes de los labios fuera de los dientes. Para aquellos que desean practicar “Tonguing” sin la boquilla en los labios, ahora resaltó el único sonido que en mi opinión puede hacer aplicar a este método de estudio. Es la e muda en francés como el inglés ‘u’ en “sun”. Suprimir la s y la n manteniendo solamente el sonido de la u. Esto creo que es lo mejor de todo.

Al practicar con la boquilla, en los labios (como pasa a menudo) y sin el instrumento, yo recomiendo que se haga con la mano izquierda y no con la derecha, porque al hacerlo, usted correrá el riesgo de desviar la boquilla y saldrá con el hábito de presionar los labios con la mano derecha, lo cual debe evitarse. Entonces solamente usaré la letra T para indicar “tonguing” simple T. K. para doble “tonguing”, y T.T.K.T. o T.K.T.T. para triple “tonguing”. Existe también otro “tonguing” que puede ser llamado “tonguing” en el sonido, es para decir que sin dejar de cesar el soplido (suponiendo que esté tocando piano o suavemente) usted lleva la lengua cerca de los labios y articula algo como la letra D. Más en tocar movimientos donde hay más notas por hacer, usted solamente hace y articula como D. Un poco de observación le hará estar de acuerdo en que yo estoy en lo correcto. Trate de articular la T rápidamente y por largo tiempo usted se cansará, al punto de afectarle el movimiento y usted pronto estará de acuerdo conmigo con que generalmente usted ataca con la T, pero continúa con la D.